Quién diría que las abejas tienen sitios favoritos, hay lugares que les gusta más que otros, eso ocurre muchas veces en los centros comerciales, en Medellín, hay un centro comercial que les encanta a las abejitas. Llegan y pasan a descansar a dicho lugar, y a veces se ubican en lugares donde es difícil dejarlas, por el miedo que aún le tienen las personas. Cuando la Fundación llega al lugar, trata de persuadir a las personas para que las dejen a las abejitas, pero el miedo muchas veces es más poderoso, lo bueno es que se deja el mensaje sobre la importancia de las abejas en nuestro entorno.  Cuando las personas lo permiten las dejamos descansar hasta que deciden nuevamente comenzar su recorrido, pero hay veces que debemos reubicarlas, y que desde ese punto continúen su camino.

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?